MENU

Lo más bonito que me ha pasado con Anoësis

Hay tareas que siempre están ahí. Las vas apuntando como pendientes, vas tachando la de arriba, la de abajo… Pero esa se te atraviesa y no consigues quitártela de encima. Empezar un blog con Anoësis era una de ellas. Y la cosa es que QUERÍA hacerlo, realmente no era nada autoimpuesto y tampoco sentía que tuviera que escribir porque sí. Pero sí, al final iba anteponiendo otras tareas y esta se iba quedando atrás. Hasta hoy. Bueno, hasta hace un par de semanas, cuando recibí este ramo y tuve claro que tenía que dejarme de tonterías y enseñártelo, pero haciéndolo bien. Porque este ramo y la historia que hay detrás lo merecen.


ramo-anoesis

Hace unos meses Laura y yo intentamos organizar un amigo invisible. Al final no salió, pero Rosa se interesó por la idea y me escribió. Al cabo de un rato hablando, me comentó que me había comprado varias piezas y que había tenido problemas con alguna de ellas. A mí se me vino el mundo abajo. Quizá te parezca exagerado, pero cuando pones todo tu cuidado y cariño en un pedido, lo que más deseas es que la persona que lo recibe pueda disfrutarlo y ponérselo hasta la saciedad. Y yo sentí que no había cumplido con Rosa, así que quise enviarle de nuevo la pieza. Ella insistía en que no era necesario (lo cual me demostraba ya el encanto de persona que es ♥), pero yo lo tenía claro y al cabo del tiempo volví a mandarle su pedido. ¡Era lo menos que podía hacer!

Pasaron las semanas y no supe nada de ella hasta que de pronto recibo una caja enorme de The Colvin Co. ¡En mi vida había recibido un ramo! No tenía ni idea de quién podía mandármelo así que imagínate la sorpresa… Para colmo, venía acompañado de una nota preciosa que me hizo llorar de la emoción y que pienso enmarcar. ¡Y todo esto por parte de una persona a la que no conocía!

dedicatoria y ramo-anoesis

Además de que el ramo no podía ser más bonito (Rosa acertó de lleno porque siempre he sentido debilidad por el amarillo), para mí fue una especie de señal. Ese ramo me decía que los problemas van a surgir inevitablemente, pero pueden resolverse. Que hay personas increíbles en el mundo 2.0. Que tendemos a complicarnos y la mayoría de las veces, todo es más sencillo de lo que creemos. Que me encanta hacer feliz a la gente con mis creaciones, por muy ñoño que pueda sonar. ¡Y que si había recibido un ramo de alguien a quien no conocía era porque no lo estoy haciendo nada mal con Anoësis!

No sé si habrás llegado a comprender mi emoción al recibirlo y lo bonita que me parece su historia, pero me apetecía mucho compartirla. Porque nunca dejaré de agradecerle a Rosa su gesto y generosidad, por el ramo, por la dedicatoria, por todo lo que implica para mí recibir algo así. Y es que, a veces, simplemente se trata de hacer lo que crees que debes hacer, escuchar un poco al corazón. Porque este ramo es una de las cosas más bonitas que me han pasado con Anoësis.

 

COMMENTS: 1
  1. febrero 22, 2018 by Arualchu Reply

    Es un gesto tan precioso como lo es el ramo. Y yo soy un desastre y mi vida también. Dicho esto, nuestro amigo invisible sigue pendiente y no me he olvidado.
    Me alegra que escribas en el blog.
    Un besazo.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *